viernes, 13 de junio de 2008

La ruta de la experiencia

Prestamos
lo que es nuestro
en forma
de la entrega compartida,
y manifiestamente cariñosa.
Relatamos
una selección de fortunas.

Domino mi deseo
de marcharme
y de dejar una ruta
que nos conduce
a los dos
a la soledad
que no podemos soportar.

Buscamos de antemano
lo que no es de recibo
en este acuerdo tácito
que nos envuelve
con regias pasiones.

Pedimos un poco
de tregua.
Merecemos un poco
de más altura
de miras
y sentimos que todo
se vaya al traste
con un conformismo
que nos puede.
Negamos las evidencias
que hablan
de amores sinceros
soñados como hermosos.

Espero que vuelvan
con la salud
de la experiencia.

Juan Tomás Frutos.

No hay comentarios: