miércoles, 18 de junio de 2008

Las razones del corazón

Sitúo todo
en la razón de ser
de una amistad
que me procura
seguir
como si tal cosa.
No te consultaré
ese amor que
despegará
con la gratitud
de quien busca
en la nada
como si fuera todo.

Pido ese nuevo planteamiento
que nos determina
con un poco de agasajo,
con una amistad medio profunda,
con el tesón de quienes
saben por dónde tirar.
Los lamentos nos llevan
un poco más lejos.

Te miro en la razón
de otros,
y soy entre preciosas sangres
que rememoran el cáliz
de la gran verdad
que se torna
vencimiento cercano.

Sonrío en otro espacio
que me aguarda
con visión de futuro.
Te amo sin más motivaciones
que las que el corazón
prefiere callar.

Juan Tomás Frutos.

No hay comentarios: